Blogia
Azahar y salitre

Otro triste recuerdo.

No puedo remediarlo, pero cuando llega el día de la fecha (1 de Mayo), siempre me viene a la cabeza cuando mi mujer abortó. Era el primer embarazo, tras casi 8 meses de ir buscándolo, y estaba de siete semanas. Para cruel capricho del Destino, ese día era, además, el Día de la Madre...

Han pasado veinte años desde entonces, tengo dos hijos adolescentes a los que veo crecer cada día, y sin embargo aún se me humedecen los ojos al recordar aquel día. Cuando fuí a ver a mi mujer al hospital, después que le hicieran un legrado, iba con gafas oscuras, de tan irritados que tenía los ojos de tanto llorar, en parte por ella, pues siempre me han dado miedo esas cuestiones ginecológicas, y en parte por esa vida que nunca llegaría a conocer este mundo. Pilar se asustó cuando me vió los ojos tan enrojecidos, y es que creo que nunca había llorado tanto desde que mi madre falleció.

Después vinieron dos años de nueva búsqueda, de consultas al ginecólogo, de miles de pruebas con el resultado de..."No hay ningún problema". Y sin embargo mi mujer no se quedaba embarazada, para desespero de ambos. Incluso nos llegamos a plantear la posibilidad de hacer una adopción.  Un día fuí por el organismo oficial correspondiente, a enterarme, pero había mucha gente y tenía prisa, por lo que lo dejé para otra ocasión. A los dos o tres días, Pilar vino sonriente con un resultado de test de embarazo.¡¡Positivo!! Cuando ya lo habíamos dejado casi por imposible.

Y después, para capricho nuevo del Destino, en menos de veinte meses vinieron los dos.¡¡La parejita!! Se cerró la fábrica.

Hay que decir también que ambos vinieron en una época en que mi trabajo no funcionaba muy bien, pero había que luchar por sacar una familia adelante. Y lo hicimos.

Sin embargo, el triste recuerdo de aquel 1 de Mayo, nunca se me va de la cabeza...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Pikifiore -

Hay fechas que se graban a fuego en nuestra memoria,y ésta,al tratarse del aniversario de algo tan triste,es normal que te venga a la cabeza.Piensa que al menos,la vida te recompensó con dos criaturillas,aunque eso, no puede eliminar la tristeza que tuvo que costaros.Lo siento. Un beso

Luna -

Pienso igual que acoolgirl. Borrar esos recuerdos es inevitable, pero piensa también en esos hijos que tan loco te tienen ;)

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

acoolgirl -

Dice mucho de ti que te sientas asi en esta fecha pero, a la vez, piensa en todo lo bueno que teneis y que habeis conseguido.

Un besazooo

mikhon -

No soy capaz de imaginarme lo que se siente es esa situación. La tía de H ha tenido varios abortos y, al hablar del tema, veo la tristeza que refleja.
Me alegro de verdad de que al final pudieseis tener dos hijos sanos y estupendos, aunque siempre quedara ahí el recuerdo de lo que pudo ser.

Un abrazo

susana -

Te comprendo muy bien. Mi hermana, mi cuñada y una amiga también tuvieron abortos espontáneos y lo sentí mucho por ellas. Si yo lo hubiera tenido, sé que siempre hubiera contado entre mis hijos a aquel que no llegó a nacer. Por eso no entiendo que alguien lo pueda hacer voluntariamente. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres