Blogia
Azahar y salitre

Sueños.

Cuando dormimos, solemos soñar. Es algo normal, que incluso creo es objeto de estudio en psicología y en psiquiatría. Se dice que el subconsciente funciona incluso mientras dormimos, y nos proyecta imágenes de algo que hemos vivido, que hemos deseado y no logrado, e incluso se habla de sueños premonitorios...Dicen que hay libros que hablan del lenguaje de los sueños, y que incluso Freud, el padre de la psiquiatría e inventor del psicoanálisis escribió sobre la interpretación de los mismos.

Últimamente, en mis sueños aparece gente que, por desgracia, ya no está en este mundo, pero que forma parte de mis recuerdos. Personas que alguna vez significaron algo para mi, sobre todo en mi infancia. También aparecen, aunque no tan a menudo, aquellos personajes con quien viví una historia que no cuajó, pero que nunca he logrado olvidar, y que me hacen preguntarme, una vez más: ¿Qué habría ocurrido si...? Pero después la vida llevó esos asuntos por otros derroteros, para bien o para mal.

Hace unos días, me partía de risa con mi mujer, pues me sonaba a chiste lo que le pasó: Soñaba que estábamos de obras en casa de su abuela, como si nos hubiéramos ido a vivir en aquella enorme casa. Y cada vez que se despertaba, cuando se volvía a dormir, continuaba con las obras. Total, que decía que se había despertado cansadísima, de tanto trabajar.

Aunque, para reir de verdad, lo que soñé una vez, hace ya años, que un hermano mío y yo, montábamos una empresa, en un enorme caserón antiguo, que en la entrada tenía un gran arco de cerámica, con el nombre de la empresa: "Sonrisas y lágrimas. Fábrica de cunas y ataúdes". Y de la risa que me dió, al leer aquel letrero, me desperté a carcajada limpia. El toque de humor negro, que no falte. Je, je, je.

Animaos y contadme algún sueño que os haya impactado, o que os haya hecho gracia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

coletas -

yo que tú patentaba el nombre de la empresa, que me parece bueníiiisimo
un abrazo manuel

Alba -

Juas! Para hacer publicidad de la empresa! jajaja... Muy buen sueño.

Yo si que suelo recordar mis sueños (además se me da bien interpretar el estado de animo de los soñantes cuando me cuentan alguno...) Creo que los sueños desatan sentimientos, angustias, etc. que vamos reprimiendo, pero lo hacen en otro lenguaje que es más díficil de interpretar que el "lingüistico"

El sueño de ayer era muy raro, pero el de antes de ayer fue curioso pues tenía de mascota UN COCODRILO!!!!!!!!! y me veía acariciandolo incluso...

Un besote

prmt -

Fabrica de cunas y ataudes... Lo cierto es que abarcaría un amplio espectro de edades del hombre. Genial el slogan. La verdad es que yo tampoco me acuerdo nunca de lo soñado, salvo una recurrente pesadilla que tenía de pequeñito, en la que el protagonista principal era el muñequito de Michelín, que con su panfila cara atemorizaba mis noches infantiles. Personalmente prefiero soñar despierto, y si esos sueños se convierten en realidad, ya ni te cuento...
Un abrazo amigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

acoolgirl -

El sueño de la empresa con tu hermano es buenisimo... que super slogan que teniais!!! Jajaja!!!

Yo sueño cosas raras muchas veces... No se si lo leiste en mi anterior blog, pero el año pasado soñe con el dia de mi boda y que el novio era un tal Francico Javier... y no conozco a ninguno!!!

Un besitooo

susana -

Antes me pasaba mucho que soñaba como películas enteras. Me despertaba y seguía soñando con lo mismo una y otra vez. Es curioso pero no suelo soñar con gente conocida. Un beso.

Luna -

Yo no suelo recordar mis sueños. Aveces lo hago sólo durante un par de minutos al despertar, pero luego se diluyen... Así que no puedo contarte mis sueños, sólo sé que no hace mucho me pillarón a media noche dormida como un tronco y muriéndome de risa, ¿por qué? A saber...

Besos

Sega -

Siempre he hablado mucho sobre la magia de los sueños -los que se tienen con los ojos cerrados- y es que de pequeño -entre otros sueños- soñaba con cierta asiduidad de algo así como un convento, catedral o similar con un patio interior de arcos, que dentro de él había matorrales perfectamente recortados. Cuanto más soñaba por aquel lugar, mejor me sabía mover por allí. El caso es que ese lugar jamás lo vi despierto y cuando veo una fotografía de un patio interior de algo parecido, busco entre la imagen y mis recuerdos si existen coincidencias. Si te cuento la verdad, no se si quisiera encontrar aquel lugar de verdad o no. Mi debate entonces es ¿hasta donde debe parar la curiosidad?.

Te mando un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres