Blogia
Azahar y salitre

¡¡Ostras!! ¡¡Mi marido!!

Ésas fueron las primeras palabras que dijo Pilar, en cuanto vió la cara a nuestra hija, que acababa de nacer.

Habíamos llegado tarde a casa, con mi hijo en brazos dormido, tras cenar en casa de mis suegros. Durante el camino habíamos comentado algo acerca de las fechas de la vuelta al trabajo, tras la baja maternal, ya que le iba a tocar reincorporarse por Navidad, la época de más faena en el mundo de la alimentación.

Cuando llegamos a casa, le dieron ganas de ir al baño, del que salió diciendo: "Es curioso, he mojado algo las bragas, pero no es nada raro, no creo que haya roto aguas, como la otra vez". Y se volvió a meter en el baño de nuevo. Salió otra vez, con una compresa en la mano y me dijo: "El caso es que sólo se moja si me aprieto. Noto como unos retortijones, pero no es como cuando nació Manu."

Yo le dije: "Llama a tu madre y que se lleven al niño a su casa. Nos vamos al hospital, y que te echen una miradita, que para mandarte a casa siempre están a tiempo". Y así lo hicimos. Vino mi suegra, en compañía de mi cuñado, y se llevaron a mi hijo. Mi suegra le dijo a Pilar: "No eres primeriza, y no hay dos partos iguales. Id al hospital". Por una vez, mi suegra coincidía conmigo...

Mientras tanto, yo iba preparando los neceseres, el de mi mujer y el del bebé que había de venir. Incluso, recuerdo que tuve que coser el botón de uno de ellos, que estaba casi suelto. Cogimos el coche y nos fuimos al hospital, ya pasada la medianoche. Durante el camino, Pilar me iba diciendo: "Me mandarán a casa. Me faltan quince días". Yo callaba, pues creía todo lo contrario, pero no quería asustarla, ya que con el parto del niño estuvo casi 20 horas, y al final nació extraído con ventosa. Al menos, no hubo que recurrir a cesárea...

Llegamos al hospital, hicimos el ingreso por urgencias y me fuí a la sala de espera. Al cabo de un rato, me llamaron por megafonía y acudí a la entrada de la maternidad, donde una enfermera me entregó la ropa de mi mujer. Le pregunté: "¿Se queda en observación?" a lo cual me contestó: "Está en dilatación. Ha entrado con seis centímetros". Cuando me dijo aquello, se me pusieron los pelos de punta, pensando...¡Si nos entretenemos un poco, nace en el coche!

Y me volvieron a llamar al cabo de un breve lapso de tiempo, para decirme:"Ha sido una niña. Ha pesado 3,800 kg, y está bien. Pero ha ido todo demasiado rápido, de manera que estamos haciendo unas pruebas a su mujer. No es que haya un contratiempo grave, pero es mejor asegurarnos, pues no suele ser normal un parto tan rápido". Sus palabras me hicieron preocuparme un poco, pero no me quedó más remedio que volver a la sala de espera y aguardar de nuevo...

Y es que, desde que en casa notó "algo raro", hasta que nació la niña, no habían llegado a pasar tres horas.

Y otra vez me llamaron por megafonía. Me recibió otra enfermera que se extrañó al verme solo y me preguntó: "¿Sólo viene usted?". Y yo le respondí: "Estamos en Agosto, es domingo y se ha adelantado quince días. ¿A quién encuentra en Valencia?". Ya iban a llevar a Pilar a planta, y me dejaron que subiera con ellos. Mi mujer, desde la cama, me hizo gestos para que fuera a besarla. Y entonces ví a mi hija. La primera imagen que tengo de ella es la de una impresionante cara de cabreo, pegando manotazos para quitarse de encima la mantita con que la habían tapado, dando unos lloros/gritos como diciendo: "¡Quitadme ésto! ¡Que hace mucho calor! ¡Collons!."

.............................

Todo ésto lo recuerdo como si hubiera ocurrido ayer mismo. Y hoy, 24 de Agosto de 2008, se cumplen 16 años.

Felicidades, Sherezade.

Feliz cumpleaños, hija mía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Alba -

Llego super tarde pero que bonita es la historia!!!

Me ha puesto una sonrisa en la boca y es que las historias de los nacimientos me fascinan y esta es preciosa.

Felicidades a tu niña aunque sea con mucho retraso!

Un besote

prmt -

A eso le llamo yo tener prisa por nacer, cuando lo normal suele ser que se remolonee el máximo tiempo posible. Lo sé, llego muy tarde, pero me sumo a las felicitaciones a Sherezade. Curioso nombre, espero que en otra entrada nos expliques como lo habéis escogido. No lo había escuchado antes.
Un saludo desde CampusStelae.

acoolgirl -

Felicidades a tu hijaaa!!! Seguro que le encanta esta historia de su nacimiento...a mi me ha encantado!!!

Un besazooo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

susana -

Muchas felicidades para tu hija. Bonito nombre. Mis dos primeros partos fueron con ventosa, y la tercera nació casi como la tuya, cuando aún no la esperábamos. Un beso.

Sega -

Muchas felicidades para ella. Sin duda, el momento que cuentas, espero vivirlo pronto, y se que no será tan fácil en el momento como contarlo después. Fue bonito leerlo.

Luna -

Pues Felicidades Sherezade :) Sí, que es igualita que tú ya lo había notado jeje. Pasadlo genial y celebradlo como merece.

Besos familia!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres