Blogia
Azahar y salitre

Asombrado, asustado y...Entretenido

Debo reconocer que este fin de semana pasado lo he tenido con cierto ajetreo, pero a veces las cosas vienen así, no quedando otro remedio que verlas venir y dejarlas pasar.

El sábado por la mañana trabajé, como de costumbre, y por la tarde, a primera hora, pues de lo contrario aparcar es más bien complicado, me fuí al centro, para ver unas cosas de fotografía que me interesaban (Continúo con la búsqueda de una cámara digital concreta), aparte de que me interesaba visitar una "mini-feria" de estilográficas (Otra de mis aficiones) que se celebraba en un céntrico hotel.

Aparqué sin problemas y en buen punto. Primero me pasé por la FNAC, en donde tuve la suerte de ver una de las cámaras por las que me decanto. La tuve en la mano, averigüé unos detalles que quería saber y tomé nota del precio. Después, como estaba en la misma manzana, me fuí a ver las estilográficas, y salí de allí con cierto cabreo, pues ví algunas preciosidades, pero mi bolsillo se encogía aterrado ante los precios... Por lo menos, estuve charlando con los expositores y pude también tener en la mano auténticas virguerías, de modelos de serie limitada de grandes marcas (Montblanc, Montegrappa, Delta, etc). Algo es algo, para matar el gusanillo de la afición.

A continuación, sin prisas, dí un paseo por la zona céntrica de Valencia (Avda. del Oeste, Plaza del Ayuntamiento, c/ San Vicente, etc.) y allí es donde empecé a quedarme asombrado, y también asustado, de la ingente cantidad de comercios que habían cerrado, con el cartel de "Se vende" o "Se alquila", referido al local. Algunos comercios, que conocía desde hace años, habían cerrado sus puertas tras los meses fuertes de verano, y otros habían cambiado el negocio, proliferando sobre todo, como nuevos, lo de cafaterías de franquicia/cadena. También me llamó mucho la atención algunos comercios, en funcionamiento, pero que cerraban los sábados por la tarde, lo cual se me escapaba a toda lógica. Es cierto que todo el mundo tiene derecho a descansar, pero mucho público (Y el comercio vive de él) sólo pude ir de compras los sábados por la tarde. Prueba de ello es la gran cantidad de gente que, a pesar de la crisis, iba por El Corte Inglés y calles aledañas.

No sé si es que, como hay comercios pequeños que apenas cuentan con personal, ven más rentable cerrar y perder negocio que lo poco que se pueda vender, aunque "Toda piedra hace pared". O es que, como los sueldos y/o comisiones de los dependientes no suelen ser muy altos, se opte por el "Poco me das, poco te doy".

Resumiendo, que un par de cosas que quería mirar, no pude hacerlo porque los comercios a los que iba estaban cerrados, de manera que no puedo decidir por fin qué cámara compro, hasta que pueda ver el otro modelo por el que tengo duda .

Y el domingo mi mujer y mi hija amanecieron con el estómago revuelto, y un poco de fiebre. Me da la impresión de que es un virus que hay suelto por ahí, ya que a mi hijo le sucedió la semana pasada, aparte de que se le juntó con un enfriamiento, por la sudada que agarró en el gimnasio y no secarse bien después de la ducha; pero a los dos días ya estaba totalmente bien, tras tomarse unas cápsulas que le dió el médico de urgencia, de un ambulatorio al que lo llevé.

De manera que hice de amo de casa, recogiendo ropa, plegándola, haciendo camas, preparando comida y cena, con menús diferentes para sanos y enfermos, etc. También salí un rato con mi hijo, a instalar en el coche un GPS que me habían regalado por mi cumple, y que hasta entonces no había podido probar. Y debo reconocer que es un buen invento, aunque hay que saber ir con él en el coche, pues no hay que distraerse, si se quiere evitar algún percance. Me hace gracia la forma en que va dando instrucciones hablando, y si, adrede, me equivoco, inmediatamente cambia la ruta a seguir hasta el destino programado. Interesante aparatito, que pude ser útil, aunque ahora viaje menos que hace un par de años.

Y hoy, lunes, mi hija no ha ido a clase, pues notaba "como si tuviera un flan en el estómago " (sic), pero mi mujer sí que ha ido a trabajar, y la he llevado yo, pues entraba a las 7 de la mañana, no se encontraba bien del todo y, además, llovía. Espero que ambas se vayan mejorando poco a poco...

Es curioso, pero el único que, por ahora, no ha agarrado nada soy yo. Tal vez los microbios, cuando me prueban, salen espantados mientras exclaman: ¡Qué mal cuerpo deja! Je, je, je. (Menos mal que no pierdo del todo el sentido del humor)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Lady Drama -

Sí que es una pena lo de los pequeños establecimientos,cada día se ve mejor como las grandes superficies les van ganando terreno y la verdad es que estamos perdiendo mucho.La variedad de los centros comerciales está bien,pero para mí nada como ir a la pequeña tienda en la que el comerciante de siempre te atiende con una sonrisa porque te conoce desde que eras una enana.Creo que en mi barrio sólo queda una tienda de ese tipo,las demás han ido cerrando y cambiando de negocio.

En cuanto a las cámaras de fotos,es difícil decidir...Yo tengo una normalita tirando a mala y quiero algo mejor,aunque tardaré en comprarla porque tengo otras prioridades algo más "urgentes".Pero bueno,así me da tiempo a hacer este año mi tan deseado curso de fotografía y aprender algo más para elegir algo en condiciones,ya que estoy.

Espero que tu hija y tu mujer se mejoren,estos días son fatales para coger un virus.

Un besito.

acoolgirl -

Si, es una pena que comercios, cines... vayan cerrando. A mi me da morriña cuando veo los locales cerrados...

Espero que tu mujer y tu hija se pongan buenas pronto... que estas cosas parecen tonterias, pero fastidian muchisimo!!

Un besoteee

Luna -

uy el GPS... Este verano, intentando llegar de Mazarrón a Cartagena acabamos en Totana... NO preguntes... Entre eso y la mala leche que se gastaba la tía diciendo "por favor, dé la vuelta AHORA", daba miedo!!!

Espero que la family vaya mejorando, y a ver si hay suerte y no caes tú también :)

Un besote!

sega -

Qué mala anda la cosa, y es que la crisis provoca miedo y el miedo provoca crisis, con lo que no será fácil salir entre los números y los miedos.

Cuídate de esos virus que nadie está a salvo. Algo similar me pasó el año pasado, y caí -el último pero caí-.

Un saludo.

susana -

Al cerrar los comercios pequeños, creo que se pierde variedad en las compras. Espero que se mejoren pronto tus mujeres y que te diviertas con el gps. Un beso.
Por cierto, qué suerte tienen contigo en casa...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Miranda -

Hola paisano. Pues tienes razón en lo de los comercios por el centro. Y es que la gente pasea mucho pero compra poco.
Lo de los gps cuidadin que un día nos llevo muuuuuuuu lejos y no era donde teniamos que ir. De todas formas van muy bien porque si sabes y les haces caso siempre ganas mucho tiempo. Ese día se rallo sin más con el nombre de un pueblo que era parecido. Y no se rallo el aparato sino mi marido. jajajajajajajaja.
Un beso.

Señor Oscuro -

Yo tampoco he cogido nada, yo es q pa ponerme malo ya tiene q ser algo gordo :D

Un saludo ;)

Enigmática -

Yo vivo la situación desde ambas perspectivas y como trabajadora quiero y necesito tiempo para "vivir", pero como cliente me gusta y necesito establecimientos abiertos los sábados por la tarde, aunque ya me voy acostumbrando a ir al centro comercial a medio día para poder tener algo de tiempo libre el fin de semana y hacer de ama de casa (cosa que no me gusta).

A ver si pronto encuentras esa cámara que buscas y las mujeres de tu vida se mejoran!

Besos,

Enigmática

Alba -

Jejeje A mi la voz del gps me hace gracia...

La verdad es qe es una pena que vayan cerrando establecimietnos pequeños (a mi me gustan más, tengo que decirlo) aquí también se ven eh? y no sólo en la calle sino en centros comerciales que no pueden pagar esos alquileres tan vergonzosos.

En fin, a ver que tal la camara, si ya la consigues encontrar!

Un beso!

Pikifiore -

Yo me parto cada vez que escucho hablar al TomTom,aunque me pone bastante nerviosa,la verdad.Por aqui,tambien circula un minivirus que nos deja el estomago machacado,debe ser el cambio de estación :(.Suerte en la búsqueda de la cámara.Besos

Fer -

No puedo con los GPS. Son un auténtico coñazo (con perdón) y, desde mi experiencia, no hacen sino complicar el viaje.
Mi padre se compró el aparatito en 2007. Hasta entonces apenas nos equivocábamos cuando íbamos de viaje en familia; desde esa fecha, no hay trayecto en el que tengamos que rectificar por culpa del cacharro infernal.
Espero, eso sí, que a ti se te dé mejor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres