Blogia
Azahar y salitre

Vuelta a la normalidad (O al menos, éso espero).

Bueno, ya han pasado las fiestas de Navidad y Reyes. Os aseguro que tenía unas enormes ganas de que todo volviera a su cauce, y empezaba a estar harto de tanta fiesta, comilonas y compromisos sociales/familiares diversos. Y puedo decir que he pasado momentos de bajón bastante chungos. Sin ir más lejos, la víspera de Reyes me encontraba fatal de ánimos. Tanto es así, que tras salir pronto de casa a comprar un par de cosas, cuando volví estaba totalmente abatido. De hecho, a la hora de comer me metí en la cama y le dije a Pilar que ya me leveantaría a comer cuando me encontrase mejor. Dí un par de cabezaditas y me levanté sobre las 4, más relajado, aunque sin ánimos de salir ni nada.

Creo que ha sido la primera vez, en bastantes años, que no hemos salido mi mujer y yo a ver el ambiente de la noche de Reyes, que solía acabar tomando chocolate con buñuelos en una vieja horchatería del centro. Estuvimos hasta bastante tarde empaquetando regalos, tras mandar a nuestros hijos a sus respectivos cuartos, pues si bien ya son mayores, en el fondo nos gusta mantener ese espíritu del regalo/sorpresa para Reyes.Lógicamente, tanto lo que PIlar tenía para mi, como lo que yo le había comprado, también lo envolvimos secretamente...

Y por la mañana nos levantamos a ver qué nos habían dejado. Lógicamente, lo mejor ha sido para los niños (?) de la casa, pero este año, con lo de la reducción de gastos y mi actual situación, hemos procurado no gastar mucho. No lo creereis, pero sabiendo moverse por los mercadillos, se pueden encontrar buenas cosas a precios muy asequibles, sin tener que gastar esas enormes cantidades de las que tanto alardean algunos.

A mi, como siempre, cosas prácticas: Un batín para estar por casa, bien abrigado, unas zapatillas (Las que tenía estaban pidiendo a gritos la jubilación) y, como regalo simpático, una dentadura de juguete, a cuerda, que cuando la dejas sobre la mesas se pone a reir/castañear sola. A mi mujer le compré uno de esos colgantes "llamador de ángeles" y una "fondue" eléctrica, especial para fundir chocolate y preparar bombones.

Y ahora, de vuelta a la normalidad, aparte de seguir con la búsqueda de empleo, me he planteado el ponerme de nuevo a dieta, pues en los últimos meses había vuelto a ganar peso, y no me gusta estar así, cuestiones de salud aparte. Tenía a mano una fotocopia de un régimen de 1.500 calorías, que me mandó el médico hace un par de años, y que me fué muy bien, y ya he empezado a hacerlo.

A ver si hay suerte, y a pesar de los negros presagios que no paran de difundir los medios de comunicación, se van encauzando las cosas.

¿Os han dejado muchas cosas los Reyes? Ya me contareis.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Fer -

Los Reyes-Papá Noel (en mi casa no hacemos distinciones) se han portado bien, pero aún faltan dos regalos: una videoconsola que me encargó L. y una cámara réflex que me voy a regalar. Así que no puedo quejarme, vaya.
Espero que todo vaya mejorando en este 2009, Manuel.

Ezne -

Bastante retrasadilla pero aquí estoy!!!! En mi casa este año no ha habido reyes (bueno yo compré un detalle para cada uno, pero poca cosa...) pero bueno tan mal no me ha ido que al final me han traido ropa jejeje

Un beso!

acoolgirl -

A mí los Reyes no me han dejado nada... En mi casa somos más del de rojo y no ha estado mal.

Me alegro de que te encuentres mejor y que tengas fuerzas para seguir la dieta... que es mu sufrido estar a régimen (por lo menos, para mí).

Un besoteee

Hadex -

Buffff.....yo echaba mucho de menos la normalidad. Mi pareja tiene un negocio de hostelería y las fiestas son agotadoras....Por lo demás, muy bien de Reyes..


Biquiños!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Señor Oscuro -

A nosotros tb nos gusta dejar las cosas en el salón para q el dia de reyes por la mñn esten todos los regalos listos :D A mí una cartera de cuero (vacía eso si jajajaja), un abrigo para vestir, dos camisetas de manga larga y bombones. No me puedo quejar desde luego.

Un abrazo desde Sevilla :)

Pikifiore -

En mi casa tambien mantenemos el secretismo hasta la misma mañana.Dejamos todo en el salón y al dia siguiente están ahi los regalillos.Yo este año no me quejo,he recibido más de lo que esperaba la verdad...Un beso

susana -

Los reyes dejan tantas cosas en otros sitios que se nos acaba el presupuesto para nosotros. Así que hemos reducido a un regalo para cada uno. Yo también tengo que hacer régimen. Un beso.

Mikhon -

Pues si, ya iba siendo hora la verdad. Estas fechas dejan agotado a cualquiera.
Nosotros estas navidades no hemos hecho regalos, no andan las cosas para tirar cohetes y menos con lo que se viene encima.
Y ahora que volvemos a la normalidad yo tambien me planteo ponerme a dieta, que tengo que quitarme unos kilitos para la boda.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres