Blogia
Azahar y salitre

Mes y medio sin corbata.

Hoy he ido a una entrevista de trabajo, aunque lo que me han ofrecido a sido una auténtica basura que, con toda educación , me he permitido rechazar, pues por ahora no estoy tan desesperado, ya que me queda como año y medio de prestación por desempleo, y aunque muchas veces se me venga la casa encima, echando de menos la dinámica de mi trabajo en la calle, no soy tan tonto de coger un empleo en el que gane menos que lo que ahora estoy cobrando, y que me he estado currando durante años, tras haber cotizado religiosamente.

Cuando me vestía esta mañana, arreglándome bien para causar buena impresión (Muy importante cuando se va a una entrevista de trabajo), he caido en la cuenta de que hacía como mes y medio que no me ponía la corbata. Cuando me quedé sin trabajo, a primeros de Noviembre, en un mes tuve tres entrevistas, y de hecho en una de ellas me seleccionaron para trabajar, aunque después ví que aquella ocupación era un mal rollo, por lo mal planteado que estaba el trabajo. Y desde primeros de Diciembre, en que tuve la última entrevista, hasta hoy no había vuelto a tener una nueva oportunidad. Hace tiempo escribí un post titulado "La esclavitud de la corbata", en el que hablaba de lo indispensable que se ha vuelto su uso en mi profesión de comercial, sobre todo si la empresa quiere dar buena imagen. Y, parece mentira, a pesar de la obligación de tan masculina y engorrosa prenda, pero ahora la estoy echando de menos...

La búsqueda de empleo continúa, y muchas veces te come la moral el ver que mandas el curriculum a una oferta en la que no se ve ninguna claúsula restricitiva (Edad, preparación concreta, sexo, etc.), para ver después entre impotente y cabreado cómo, sin la oportunidad de una entrevista previa ves tu solicitud rechazada o, simplemente, jamás recibes contestación.

Y lo malo es que, es estos duros tiempos que corren, en que para un puesto de trabajo que se oferta, se presentan un montón de candidatos, has de pelear más que nunca por él, ya que no se sabe cuándo habrá una nueva oportunidad. Pero si no te dan la ocasión de defender tu candidatura en una entrevista personal, difícil está el panorama...

Habrá que seguir teniendo paciencia, y continuar buscando sin perder la esperanza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

10 comentarios

Sophie -

Has hecho bien, meterte en un trabajo con unas condiciones miserables no merece la pena y ya lo han dicho más arriba, hay muchos que se están aprovechando de la crisis para poner las condiciones que les da la gana. Paciencia y a cruzar los deditos, cuando pides algo con mucha fuerza y fe, suele ocurrir :)

Sega -

Mi padre cuando se jubiló continuo poniéndose la corbata. Decía sentirse "desvestido" y que la garganta se le irritaba más cuando no la llevaba. Pienso no le faltaba razón. Esto me recuerda la historia del elefante que no estaba atado a nada y un niño le preguntó a su padre que por qué no se escapaba ya que le parecía que estaba triste por trabajar un día tras otro en un circo, el padre le dijo que de pequeño le habían atado a un árbol, y se había pasado taanto tiempo allí atado, que cuando le quitaron la soga, el elefante seguía atado de alguna forma a ese árbol, siendo para siempre, un elefante exclavo.

Es bueno que la eches de menos, pero también que ahora no la lleves, ya que son los ingredientes necesarios para una próxima puesta en escena en el mundo laboral.

No es fácil, pero seguro, pronto nos dirás que la "suerte" ha cambiado, y esta vez, está de nuestro lado.

Un saludo desde Málaga.

nina -

Manuel, soy yo... Diana, o Luna... jejeje

nina -

A veces convencerse a uno mismo para tener paciencia se hace demasiado cuesta arriba. Lo sé bien. Lo que crees y lo que sientes se vuelve contradictorio.

Pero en peores plazas hemos toreado, amigo. Dentro de poco me contarás cómo han cambiado las cosas :)

Un besote

Hadex -

Tú disfruta de tu merecida prestación y todo se andará....seguro que encuentras un trabajo digno con tiempo....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ezne -

Afortunadamente tú eres una persona paciente y optimista.

Saldrá! Claro que si, aunque da mucho coraje este tipo de cosas... saldrá algo interesante, estoy segura!

Que no decaigan los ánimos!

Un beso

acoolgirl -

Por lo menos te llaman para hacer entrevistas... a mí, casi para nada.

No sabes cómo me alegra que alguien me entienda cuando veo ofertas de trabajo en las que doy de sobra la talla y me descartan... arghhh!!

Imagino que también influye mucho la suerte... te deseo mucha!!

Un besoteee

Pikifiore -

Pues si,el curriculum es la presentacion pero donde hay que darlo todo es en la entrevista.Aysss, qué nerviosa me pongo yo en la mayoriaa!nunca salgo satisfecha.Animo Manuel,algo tiene que salir.Un beso

susana -

Como bien dices, de momento no tienes tanta prisa por volver a trabajar. Ya vendrán tiempos mejores. Olvídate de la corbata. Un beso.

Fer -

Haces bien en rechazar un trabajo cuyas condiciones sean peores que las del desempleo. La verdad es que -por mucho que nos avergüence- hay más de uno y más de dos que se están aprovechando del panorama para dictar a su antojo unas condiciones laborales leoninas para sus empleados (y no sé a qué esperan las administraciones para actuar).
Mucho ánimo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres