Blogia
Azahar y salitre

De todo un poco.

Lo reconozco y pido perdón, pero la verdad es que ultimamente no he estado muy "escribidor", si bien ha sido a causa de haber estado con algo de faena, y por las noches estaba algo cansado, aparte de que tengo cierta pereza para sentarme ante el teclado del ordenador.

Lo de las flores no ha ido mal del todo, de hecho he ganado, en cuatro semanas, algo más de 500 €, lo cual nunca viene mal. Es cierto que he tenido cierto gasto de combustible, pues en los repartos con vehículo, se consume cierta cantidad, aparte de que no había horario, y lo mismo podía estar toda una mañana sin faena, y hacia mediodía venir el encargo de dos o tres repartos en menos de hora y media. Lo que más me ha gustado de ese trabajo ha sido el que, al mismo tiempo que las flores, repartía alegría, pues las caras de los destinatarios de las mismas siempre reflejaban una cierta mezcla de sorpresa y felicidad. Cuestión aparte eran las entregas en los tanatorios, aunque yo me limitaba a dejar las flores en la entrada del almacén, y los empleados se encargaban de llevarlas a los velatorios correspondientes. Cierto es que el sitio al que las llevaban eran puntos de dolor y tristeza, pero al menos esa flores daban cierto toque de reconocimiento y afecto por parte de los que las mandaban, lo cual siempre es de agradecer...

Me ha llamado la atención el que, a pesar de la crisis, la gente sigue regalando flores, aunque los presupuestos tal vez sean más bajos, y en vez de regalar un ramo o un centro de 50 € lo regalen de 30, pero se cumple con ese detalle que a tanta gente le gusta. Y una cosa curiosa: También he llevado flores a hombres, regaladas por mujeres. No es que hayan sido muchos encargos así, pero al menos se ve cierta curiosa tendencia al respecto. Uno de ellos, fué un precioso centro de rosas para la consulta de un tocólogo, en la maternidad de un hospital. El hombre, ya de cierta veteranía, se llevó una grata sorpresa, ante las risas alegres de su equipo de enfermeras.

Aparte del reparto, también he hecho algo de "relaciones públicas", entregando catálogos de los diferentes tipos de servicio floral que podía prestar mi jefe, en restaurantes de cierto lujo, iglesias, empresas que hagan regalos a clientas, etc.

Pero ahora me toca, al menos por un tiempo, dejar esa faena que, en el fondo, tanto me gustaba realizar. La causa: Desde primeros de esta semana que acaba de transcurrir, he entrado a trabajar en una inmobiliaria, con bastante experiencia, de comercial. Se trata de vender viviendas de segunda mano, con una cartera bastante grande de clientes disponibles. Y es que, a pesar de los tiempos que corren, la vivienda es una necesidad como lo es el comer o el vestir, y no es cuestión de que el personal se vaya a vivir debajo de un puente, como Carpanta.

Somos un total de diez comerciales, y el ambiente, en lineas generales, es bastante bueno. Por las mañanas hay que estar en el despacho, para repasar ficheros, comentar incidencias, planificar la actividad, etc. Y por la tarde hay que ir a enseñar pisos a clientes con los que ya se ha concertado cita. La verdad es que el tema está duro, pues aunque hayan bajado bastante los precios de las viviendas, los bancos están un poco duros para dar préstamos, pero la empresa en que estoy es también financiera, y ya me han dicho que de ses tema no me preocupe, que de ello se encargaría el departamento correspondiente.

El dueño de la floristería, por otra parte, me ha dicho que, si no me funciona el trabajo en la inmobiliaria, puedo volver con él cuando quiera, que su puerta no se me cierra, ya que ha quedado muy contento con mi labor, lo cual siempre alegra y concede cierta esperanza.

Ahora sólo me falta tener suerte e ir vendiendo pisos, pues el sueldo base no es demasiado alto (Aunque tampoco mísero), y las comisones son bastante atractivas.

Deseadme suerte...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Pikifiore -

Pues espera que voy a coger aire para decirte...¡¡¡¡¡ENHORABUENAAAAAA!!!!!.Me alegro mucho de que haya salido este trabajo.Un besoo

Fer -

¡Enhorabuena! Espero que todo sean buenas noticias a partir de ahora y que a la floristería sólo vuelvas para hacer encargos, y no para entregarlos.

PD: por cierto, espero contar contigo para el quinto aniversario de "Algún día" (y para los regalos, por supuesto).

acoolgirl -

Muchísima suerte Manuel!!

Me alegro mucho de que las cosas te vayan así de bien… El tema comercial para mi siempre ha sido algo muy complicado (al menos visto desde fuera) pero tú tienes experiencia y seguro que las cosas empiezan a funcionar desde muy pronto.

Te deseo lo mejor.

Un besooo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

nina -

Pues claro que sí, mucha suerte :) Estaba claro que tenía que llegar tarde o temprano, y ahí está. Enhorabuena amigo.

Un abrazo

Susana -

Enhorabuena y mucha suerte. Te mereces todo lo mejor. Un beso.

hadex -

TODA LA SUERTE DEL MUNDO.....ánimo!! Seguro que te va bien...

Millón de bicosss!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres