Blogia
Azahar y salitre

Otra semana más.

Bueno, ya pasó el fin de semana, y continúa avanzando este mes de Enero, en el que el tiempo, por esta zona, no es demasiado normal, recordando haber tenido otros principios de invierno más fríos, cosa que no se ha notado en este primer mes. Todo será que en verano haya que ir a la playa con chaquetón y guantes...

Este sábado, mi mujer y yo nos fuimos a visitar a un matrimonio ya mayor, el italiano y ella española, a quienes hace unos 8 años les vendí un chalet, muy barato, que poco a poco se han ido arreglando y en el que viven todo el año, en una zona de monte resguardada del frío y rodeados de naranjos. Hacía mucho tiempo que me habían invitado, e incluso alguna vez los había visitado yo sólo, pero no acompañado de Pilar. Debo reconocer que nos trataron muy bien, pues siempre han sido muy hospitalarios, lo confieso, y cuando nos fuimos nos obsequiaron con varias bolsas de naranjas de su huerto (Unos 2.500 metros cuadrados, de naranjos con riego por goteo) que estaban dulces y jugosas como hacía años que no he probado.

Y es que se nota una gran diferencia en la fruta, de cuando está recien cogida a cuando lleva semanas en cámara.

Esta semana que empieza es un poco atípica en casa, pues el martes es fiesta local en Valencia (San Vicente mártir, su patrón), por lo que mucha gente se ha marcado un pequeño puentecillo festivo. Yo, sin embargo, mañana voy a ver si, finalmente, llego a un acuerdo con una inmobiliaria, para trabajar por las mañanas allí, de "tapadillo", mientras por la tarde sigo preparando mis oposiciones. Sé que el tema inmobiliario no atraviesa por buenos momentos, pero es en lo que he trabajado estos últimos nueve años y, por ahora, no quiero calentarme la cabeza mirando en otro sector. Hay que tener en cuenta que la vivienda también es una necesidad, y si no se venden las caras, siempre habrá mercado para las baratas, tanto nuevas como de segunda mano. Cuestión aparte es el tema de los préstamos hipotecarios y de que los sueldos no han subido tan deprisa como los precios o los tipos de interés, pero siempre se pueden ir buscando soluciones. Por lo pronto, ya he planteado el tema de los chalets de segunda mano, mi especialidad favorita en el sector, con la ventaja de que conozco bastante bien las zonas "chaleteras", y éso tiene un valor por el que estoy planteando unas condiciones. El jueves, en otra inmobiliaria, me dijeron que lo apreciaban, pero que no podían pagarlo. Espero que en esta ocasión haya más suerte. Ya os contaré. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Luna -

Mucha suerte y mucho ánimo. Iba a decirte que seas positivo, pero creo que sobra ;)

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

susana -

Mucha suerte. Me temo que no es el mejor momento para vender casas. Debe ser bonito conocer tanta gente agradable con tu trabajo. Un beso.

Pikifiore -

Mmmm, naranjas!!con lo que me gustan se me hace la boca agua solo de pensarlo...Del sector inmobiliario no puedo opinar ya que lo desconozco,es algo que me abruma y me agobia,aysss.Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres