Blogia
Azahar y salitre

Viejas canciones, imán que atrae recuerdos...

Desde hace muchos años, existe en una emisora valenciana un espacio titulado "Cada canción un recuerdo", en el cual, a petición de los oyentes se emite una canción, que puede ser de cualquier época, y que en un momento dado reavive en la memoria algún grato momento ya pasado.

Lo más curioso del caso es cómo una canción, que fué creada hace 30, 40 ó 50 años todavía sigue emitiendo su mensaje al que la escucha, incluso si el oyente no había nacido cuando esa melodía fué cantada por vez primera.

Hace unos días, yendo en el coche, mientras oía ese espacio en la radio, emitieron una canción de finales de los 50, cantada por el desaparecido cantante belga Jacques Brel: "Ne me quitte pas", que es una manifestación desgarradora del intento de aferrarse a un amor perdido, como si aún pudiera ser posible una nueva oportunidad, pues muchas veces la felicidad no es debídamente valorada hasta que se ha perdido. Ya hice un comentario sobre esta canción hace tiempo, pero es que me trae muchos recuerdos, pues fué una cinta de ese cantante, conteniendo esa pieza en cuestión, el primer regalo que le hice a L***, hace ya de ésto muchos años.

Éste enlace de Youtube os permitirá oirla con subtítulos en español: http://www.youtube.com/watch?v=dSfc662vXZU

También me trae muchos recuerdos la música sudamericana de los años 70: Jorge Cafrune, Violeta Parra, Víctor Jara, etc., que me hacen remmorar mis tiempos de la Facultad, y algunos recuerdos de mi "asignatura pendiente". Pero ésa es otra historia...

Disculpadme, pero hoy me encuentro terriblemente nostálgico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Zeltia -

¿se ha perdido mi comentario?

zeltia -

nuestros recuerdos se asocián con olores, con sonidos, con paisajes... a veces ni siquiera son recuerdos concretos y fuertes los que nos asaltan, si no simplemente se produce una variación en el estado de ánimo, sólo luego somos conscientes de que suena aquella canción...
si no existiese la memoria, no sé si seríamos más felices o no viviendo completamente en el instante presente, de lo que no me cabe duda es de que ya no seríamos nosotros, seríamos otra cosa; porque nuestro yo lo constituye lo que estamos viviendo pero también lo que hemos vivido antes.

Ya conocía la canción que pones, pero he ido a oirla de nuevo. Me pone triste, no porque yo la relacione con ninguna vivencia mia en particular, pero la letra es tan triste! y no digo lo de triste porque un amor se termine, si no por esa necesidad de aferrarse, de no dejar ir algo que ya está agotado. Desesperadamente suplicar por lo que no está en la voluntad de uno otorgar. Si el sentimiento no está, sólo se puede dar "la apariencia" de él, pero no se puede sentir a voluntad.

No comprendo lo que ocurre entonces con mi correo electrónico!, éste es el que tengo y me funciona correctamente, si bien yo no tengo dirigidos los comentarios del blog allí, los miro directament en el blog.

paz.zeltia@gmail.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pikifiore -

Yo te entiendo,es imposible disociar los recuerdos,y por mil años que pasen,seguiremos vinculando canciones con momentos,y no importa en qué andemos metidos entonces,pues durante los segundos que dure la melodia,nuestra mente volverá al pasado...Un beso

Susana -

¿Servirá de algo que te diga lo de siempre? Comprendería que sintieras nostalgia si estuvieras solo. Deja de idealizar el pasado o no podrás disfrutar de tu futuro. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres