Blogia
Azahar y salitre

Otro 3 de Octubre si ti.

Pues sí, un año más en que vuelvo a recordarte, y de nuevo siento ese grandísimo e irreparable trauma, de que no hayas podido conocer a mis hijos, de los que estarías tan orgullosa como abuela. Mil veces he pensado en cómo sería tu aspecto ahora, ¿Tal vez cpmp tu madre, la entrañable "Yaya Luisa"? No creo, pues la mujer de ahora ya no es como la de antes, cuando la vejez llegaba. Siempre recuerdo a la "Yaya" vestida de negro, con su pelo gris peinado en forma de moño, y su delantal con bolsillos, que era como un "Arca de Noé", de la que podía salir cuelquier cosa que sus nietos pidieran. En cambio a ti te veo como esas modernas abuelas, llenas de energía y ganas de vivir, que tal vez evejezcan de cuerpo, pero no de espíritu.

No hace mucho, chateando con una amistad que tengo en Chile, y que por las fotos ya había visto en gran parecido que tiene mi hija contigo, a la misma edad, me dijo: "Es como si tu madre hubiera querido volver parcialmente a la vida, a través de tu hija, para que sigas viéndola y nunca la olvides". Juro por lo más sagrado que esas palabras me causaron un enorme escalofrío... Aunque creo que son una verdad como un templo.

En cuanto a mi, por ahora sigo intentando sobrevivir con el trabajo de la floristería, cuya faena viene a golpes imprevistos, que hay que saber aprovechar. Y de nuevo he pedido un ramillete de claveles miniatura con margaritas, para llevártelo y que sepas que nunca pienso olvidarte.

Feliz cumpleaños, mamá, allá donde te encuentres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Susana -

Felicidades para tu madre, especialmente por haber criado también a su hijo y con tanto amor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres