Blogia
Azahar y salitre

Literatura, fama y olvido.

Siempre me ha gustado leer, al igual que tener muchos libros. Algunos sólo los leo una vez, y después ocupan su sitio en alguna estantería, de las muchas que hay en casa guardando diversos ejemplares de obras encuadernadas. Hay veces en que no los vuelvo a leer porque no me han gustado, o porque creo que he comprendido perfectamente el mensaje que la obra contiene. Sin embargo, otros libros los he leido en más de una ocasión, como por ejemplo "La lápida templaria",  de Nicholas Wilcox (Pseudónimo secundario del escitor Juan Eslava Galán). Ambientado en época moderna, es una especie de epílogo a la "Trilogía templaria" de dicho autor, compuesta por "Los falsos peregrinos", "Las trompetas de Jericó" y "La sangre de Dios".

Pero no quiero hablar de ese autor y su obra, pues para gustos los colores, y a lo mejor a muchos de vosotros no os gusta su estilo. Hoy quisiera cometar el caso curioso de los escritores, que como artistas que son, intentan vivir de lo que mejor saben hacer, siendo a veces víctimas de la incomprensión de gran parte del público, o de intereses editoriales que ven en ellos simplemente algo  alguien con lo que ganar dinero...

Y, curiosamente, hay muchos escritores que en un momento dado de su vida ganan dinero gracias a su arte, pero que en cuanto mueren, dejan de verse o venderse sus obras. Citaría, como ejemplo, a dos escritores norteamericanos, de los cuales uno de ellos fué una mujer que llegó a conseguir el Nobel de Literatura: Pearl S. Buck. Esa escritora norteamericana, hija de un misionero, fué la que mejor llegó a retratar el ambiente y la forma de ser de la China anterior a Mao.

El otro fué un escritor afroamericano, fallecido en España en 1991 (Se afincó en nuestro país en los años 50), especializado sobre todo en novelas de ambientación histórica, llegando incluso algunas de ellas a ser llevadas al cine. Su nombre: Frank Yerby. ¿Os suena? Yo me he leido casi todas sus obras.

También podría hablar de grandes escritores españoles, sobre todo del siglo XIX y XX, que apenas son estudiados en las escuelas, institutos y universidades de nuestro país, que incluso llegaron a ser hombres de gran fama en su tiempo. Bien es cierto que algunos de ellos sí que siguen siendo estudiados hoy en día: Benito Pérez Galdós, Antonio Machado, Miguel Hernández o Vicente Blasco Ibáñez (Del que, por cierto, este año se conmemora el 80 aniversario de su fallecimiento).

En cambio, otros de los que recuerdo haber leido excelentes relatos y/o poemas, apenas son citados tan siquiera de pasada en las clases de Literatura: José Mª de Pereda, Pedro Antonio de Alarcón, Azorín, Emilia Prado Bazán, etc. ¿Es debido al cambio en los gustos del público lector o a que ya no son negocio para muchas editoriales? Salvo algún escaso ejemplo, de escritor más bien folletinesco, enfocado a un público juvenil popular (Alejandro Dumas, Julio Verne, Emilio Salgari, etc:), la verdad es que raramente se da el caso. Mención aparte son los grandes escritores del "Siglo de Oro" español: Cervantes, Quevedo, Calderón, etc. Pero ésa es otra historia de la que ya hablaré otro día.

Curiosamente, se da el caso del portugués Fernando Pessoa, que durante toda su vida no pasó de ser un oscuro oficinista, para que, tras su muerte, su inmensa obra fuera dada a conocer y difundida a todo el mundo. Algo similar sucedió con Kafka, que mandó a su albacea  destruir todos sus manuscritos inéditos tras su muerte, pero cuya orden, afortunadamente para el mundo, fué desatendida...

Y no es que estos dos autores sean precíamente hoy en día demasiado leidos ni estudiados. Tal vez porque, al precio que se han puesto los libros, la Cultura sea un artículo de lujo, y tras la muerte del autor, a muchas editoriales solo les interese ir a la venta fácil.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Sega -

Siempre lo digo, con la revolución cibernética, ahora los poetas, los escritores y muchas otras profesiones se pueden encontrar perfectamente en la red. No se si es bueno o malo, tan solo que, se reivindica la cultura gratuita por la pagana. Así, o al menos parecido debería ser.

Un saludo.

Pikifiore -

Creo que si todo el mundo leyera al menos una decima parte de lo que yo leo,al menos habrí salida para más libros,pero esto es como el mercado musical,demasiada oferta para una demanda a veces limitada.Los clásicos siempre estarán ahi,y mientras sean estudiados la gente lo conocerá,pero hay que salir más allá.Yo he leido infinidad de libros,y como todo,m he encontrado con muchas obras malas o mediocres pero nunca se me han quitado las ganas de seguir leyendo.Es un pena que las generaciones venideras no sepan apreciar las páginas de un buen libro (ojo,no generalizoo)
Por cierto,lo siento pero a mi me pareció un rollooo la obra de Wilcox,jajaja.Un beso

acoolgirl -

Creo que sólo he leído un libro más de una vez y es "Sin noticias de Gurb" de Eduardo Mendoza... Es un libro para adolescentes... pero realmente divertido.

Lo malo que tiene ahora la literatura es eso, que parece que va por modas.

Un besitooo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

susana -

Con los escritores pasa como con todo en el mercado, que existen modas y muchos intereses alrededor. Yo me pregunto de los grandes montones de libros que se editan cada año, cuántos merecen la pena y cuántos se pierden por falta de promoción. En el colegio siempre estudian los mismos. Un beso.

Ezne -

Aynss... yo nunca he entendido por qué a la gente no le gusta leer, y mira, que yo leo de todo, es decir, lo mismo me da por leer a Oscar Wilde, Virginia Woolf, releer a Miguel Hernandez... que lo mismo me da por literatura "De piscina" facilona para entretenerme, pasando por misterios... lo unico que todavía no he conseguido ha sido leer sobre religión ni nada que tenga que ver con ella, es algo... no sé, que no me llama la atención... es una pena que las futuras generaciones (las actuales, los nenes de LUna, por ejemplo) no saben más que jugar con la play y ya está. y olé.

Un pena, perdiendo una parte importante de la cultura, eso si, me parece un disparate lo que cobran (25 e por un libro!) yo siempre tiro a los baratitos aunque sean más feos, porque a la velocidad que leo me dejaría al mes una fortuna...

UN besito

Luna -

Los chavales no leen, en general claro, que yo tengo algún pequeño devorador de libros. Cada vez que les digo que vamos a leer alg en inglés se quejan de que es mucho, y estamos hablando de adaptaciones de 30 páginas y con dibujitos para que no se aburran los nenes... Y desde el ministerio se propone un plan lector, pero no para aficionarlos a la literatura, no... Para trabajar lectura comprensiva, porque no se enteran de lo poco que leen. Arg...

Besos

Hadex -

Pues mira tú qué curioso: Me chifla Juan Eslava, sobre todo sus libros de divulgación. En busca del unicornio, me parece grandiosa novela, pero Nicolas Wilcox no logró convencerme. Y mira que lo que no haya leído yo sobre templarios....Soy una iniciada, ja ja ja....
En cuanto a lo que dices de los clásicos, la gente cada vez lee menos y pide cosas fáciles y que no les hagan pensar. Una pena.

Biquiños!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres